¿Cómo funciona el NFC?

NFC es una tecnología inalámbrica, por lo tanto, usa frecuencias de radio. Opera en la banda de 13.56 MHz, abierta y desregularizada en todo el mundo. Eso significa que no es necesario ningún tipo de licencia para operar en esa frecuencia.

Las transmisiones por radio en esta banda se producen en forma “half duplex”. Esto quiere decir que el mismo canal se utiliza tanto para transmitir como para recibir información. Además, para evitar que dos dispositivos transmitan a la vez, existe un protocolo de diálogo mediante el cual el emisor, antes de transmitir, verifica que no hay otro dispositivo transmitiendo en ese momento. Esto que en un protocolo normal inalámbrico podría parecer una limitación, en el caso del NFC, al disponer de distancias tan reducidas y en el que la seguridad está tan controlada, se hace necesario.

La conexión se realiza entre dos dispositivos de manera automática en el momento en el que se “encuentran” a unos 5cm el uno del otro, a pesar de que esta distancia puede variar según diferentes factores (tipo de emisor/receptor, temperatura, aislantes, etc.). La distancia máxima obligatoria para operar se fija en 20 cms. Esta distancia máxima se debe a la necesidad de cubrir la seguridad de la información, y que ésta no se propague más allá.

A la hora de estandarizar los interfaces, las capas de comunicaciones de la tecnología NFC sigue la normativa ISO.

La velocidad de transferencia puede ser de 106, 212 o 424 kbps. El servicio que arranca la comunicación fija la velocidad, pero ésta puede variar en función del entorno o de los requerimientos de la misma comunicación. Por ejemplo, una aplicación que ponga en contacto dos teléfonos, y que mediante la acción de un usuario un dispostivo transmita un fichero a otro.

Tipos de dispositivos NFC

El estándar NFC define dos tipos de dispositivos NFC. El “iniciador” y el “receptor” de la comunicación. Como sus nombres indican, el iniciador es el dispositivo que arranca la comunicación y que controla los intercambios de datos. El receptor es el dispositivo que responde a las peticiones del iniciador.

El estándar NFC define tos modos de operación: activo y pasivo.

  • Modo de comunicación activo: Ambos dispositivos generan una señal de radio frecuencia (RF) para transmitir los datos.
  • Modo de comunicación pasivo: Sólo un dispositivo genera el campo RF. El segundo dispositivo, el pasivo, actua como receptor, y usa una técnica llamada “modulación de carga” para transferir información de vuelta al dispositivo activo o iniciador.

Dentro de esos dos modos de operación, también se definen 3 modos de comunicación:

  • Modo Lectura / Escritura: Las aplicaciones tienen permitido transferir datos en un formato definido por el NFC Forum. Este modo no está considerado seguro, y es soportado por el API de comunicación “Contactless”.
  • Modo emulación NFC Card: Este modo habilita al dispositivo a actuar como un estándar Smartcard. En este modo, la transferencia está securizada, y también es soportado por el API de comunicación “Contactless”.
  • Modo Peer to Peer: Modo de comunicación directa entre dispositivos, a nivel de enlace. No está soportado por el API de comunicación “Contactless”.

Con la “democratización” del uso de NFC mediante multitud de aplicaciones y servicios, el sistema técnico puede ser considerado un estándar por un número muy amplio de empresas e instituciones a nivel mundial. NFC tiene estándares aceptados por ISO (18092), ECMA (340) y ETSI. Además, es compatible con el sistema MIFARE de Philips (ISO 14443A) y con el protocolo de Smartcard de Sony, FeliCa.

Anuncios

¿Qué es NFC?

Mucho se está hablando últimamente de la tecnología NFC. Algunos de los teléfonos móviles de nueva generación cuentan con las mágicas cifras entre sus especificaciones. Y se prevee que la cosa vaya a más. Como veremos más adelante, se trata de una tecnología realmente barata de fabricar e integrar en los teléfonos, y que tiene un gran futuro por delante.

Si eres nuevo en este mundo, te vendrá bien una rápida explicación de qué hay detrás de estas siglas…

NFC (del inglés, “Near Field Communication”) es una tecnología de transmisión de datos inalámbrica de corto alcance, basada en el estándar RFID (ISO 14443). Funciona mediante la interacción de ondas de radio electromagnéticas, a diferencia de las típicas transmisiones directas de radio como Bluetooth o Wifi, y requiere una distancia máxima entre dispositivos de unos 10cm. Una de las razones por las que se debe mantener tan corta distancia es el de la seguridad. Como veremos más adelante, el primer uso de NFC será el de los pagos con el teléfono móvil.

La comunicación entre los dispositivos es automática y directa, por lo que no necesita del engorroso proceso de emparejamiento de la tecnología Bluetooth.

El NFC está promovido por el NFC-Forum, que cuenta entre sus miembros a muchos de los principales fabricantes de hardware y software, bancos, empresas de servicios, medios de pago, etc.

Ventajas de NFC

Los dispositivos móviles dotados con tecnología NFC permitirán a los consumidores almacenar y acceder a todo tipo de datos personales, tanto en casa como fuera de ella. Simplemente juntando dos dispositivos, se puede iniciar el intercambio de datos personales (mensajes, imágenes, música, etc.), sin necesidad de ningún tipo de configuración previa.

Además, NFC habilita nuevas oportunidades en las relaciones marca-consumidor, mediante el uso de las etiquetas inteligentes (elementos NFC pasivos, que pueden ser programados y que no requieren alimentación eléctrica).

Algunos ejemplos de utilización de NFC:

  •  Tocar y usar
    Aplicaciones como control de acceso a transporte público, entrada en eventos/cines, donde el usuario sólo necesita acercar el teléfono móvil para que le sea validado su pase. Tambiém como una manera simple de captar datos, como por ejemplo, acceder a una URL de Internet mediante una etiqueta inteligente situada en un cartel publicitario.
  •  Tocar y confirmar
    Aplicaciones como pago con el móvil, donde el usuario tiene que confirmar una interacción introduciendo un password o aceptando una transacción.
  •  Tocar y conectar
    Intercambiar datos mediante dos dispositivos NFC, como música, imágenes o sincronizar datos de agendas.
  •  Tocar y explorar
    Los dispositivos NFC pueden ofrecer más de una función posible. El usuario podrá explorar nuevos usos con el tiempo, y descubrir los nuevos servicios que se vayan habilitando.